Letras desordenadas que se leen

¿Os acordáis de este mítico texto que navegó con éxito por todos los blogs y webs hace ya varios años?

Sgeun un stsduio de una uivenrsdiad ignlsea, no ipmotra el odren en el que las ltears etsan ersciats, la uicna csoa ipormtnate es que la pmrirea y la utlima ltera esten ecsritas en la psiocion cocrrtea. El rsteo peuden estar ttaolmntee mal y aun pordas lerelo sin pobrleams. Etso es pquore no lemeos cada ltera por si msima preo la paalbra es un tdoo.

Pues bien retomamos el clásico y descubrimos exactamente qué estudios de universidades inglesas afirman esto.

Una de las proezas del cerebro humano es que puede leer una palabra sin que todas sus letras estén ordenadas, siempre que la primera y la última letra estén en el mismo orden. Esto es lo que dice la afirmación, pero la verdad es que no es del todo cierta.

Hay que tener en cuenta otros factores, como no modificar la extensión de las palabras y tener cierta idea sobre lo que se está leyendo. Además se pueden tener problemas con las palabras que no  conocemos o no son de nuestro vocabulario habitual. Imaginaros un texto científico fuera de nuestro alcance, nuestro cerebro no sabrá como reorganizar la palabra para que tenga sentido porque no la conoce. También hay ciertas palabras que con las mismas letras reorganizadas de una forma u otra cambia la palabra y es el contexto él que no dice cual es.

La cuestión es que al leer un texto, no lees palabra por palabra o letra a letra. Sino que lees en conjunto, cuando reconoces una palabra avanzas a la siguiente. Siguiendo la psicología de la Gestalt, el todo es mayor que la suma de sus partes.

También hay que resaltar que esta afirmación no es común para todas las lenguas.

Las lenguas semíticas como el hebreo o el árabe, tienden a no tener escritas todas las vocales en el texto.

Lenguas como el finés o el turco donde las palabras son más largas que el inglés o el español.

Lenguas como el Tailandés donde no ponen espacios entre las palabras.

Lenguas orientales como el chino o el japonés donde utilizan complejos símbolos que representan uan palabra o concepto.

Debido a la amplitud de lenguas y sus diferencias, existe una parte de la psicología interesada en cómo la especie humana adquiere y usa el lenguaje, llamada psicolingüística. La cual estudia entre otras cosas, los factores que afectan a la decodificación, aquellas estructuras psicológicas que nos capacitan para entender palabras, expresiones, textos…

Matt Davis, de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) desde la web de unidad de congnición y ciencias del cerebro (unidad encargada entre otras cosas, de estudios acerca de cómo el cerebro procesa el lenguaje) tiene uno de los artículos más completos respecto a este tema y en él atribuye el origen de dicho texto a el trabajo de doctorado de Graham Rawlinson.

En ese trabajo, Rawlinson recuerda que , en 1976, en la Universidad de Nottingham, Inglaterra, se realizaron una serie de pruebas que demostraron que la alteración del orden de las letras de las palabras de un texto no afecta la capacidad de las personas para entenderlo. Por supuesto, si hablamos en términos de rendimiento de la lectura, éste se reduce considerablemente, aunque con la práctica puede mejorarse. Tu cerebro no ha de hacer el mismo esfuerzo al leer un texto en condiciones normales que si ha de “reordenarlo” un poco. Una dificultad que tienen algunas personas a la hora de escribir o leer es la dislexia. Aunque la palabra éste escrita en su orden correcto, el cerebro de estas personas hace que cambien algunas letras de la palabra tipo lobo/lopo, pera/pena. Por lo que pueden tener problemas a la hora de estudiar y concentrarse. Actualmente se suele detectar a tiempo y solucionarse.

Otro artículo relacionado con este tema se publicó en 1999 en la revista británica “Nature” de la mano del profesor de ciencias cognitivas, Kourosh Saberi, y su compañero David R. Perrot, ambos de la Universidad de California, Estados Unidos.

Según el estudio, escuchar segmentos de palabras grabadas hacia atrás a 50 milisegundos de velocidad, no afecta  a su comprensión. Saberi y Perrot tomaron oraciones y las dividieron en segmentos de igual duración, para después reproducirlas, pero al revés. Las palabras escuchadas en reversa no afectaban la comprensión, ya que el cerebro las reorganiza para comprenderlas rápidamente. Una vez más, tendencia a percibir un todo y no elementos por separado.

En el artículo de Matt Davis, podéis encontrar ejemplos de textos con letras desordenadas en idiomas tan dispares, como el irlandés, ruso, danés, holandés, alemán, checo, portugués, sueco, indonesio, húngaro italiano y algún otro más. Pero para que os pongáis a prueba, os dejo aquí la version inglesa y francesa.

En inglés;

Aoccdrnig to a rscheearch at Cmabrigde Uinervtisy, it deosn’t mttaer in waht oredr the ltteers in a wroad are, the lony iprmoetnt tihng is taht the frist and lsat ltteer be at the rghit pclae. The rset can be a toatl mses and you can sitll raed it wouthit probelm. Tihs is bcuseae the huamn mnid deos not raed ervey lteter by istlef, but the wrod as a wlohe.

En francés:

Sleon une édtue de l’Uvinertisé de Cmabridge, l’odrre des ltteers dnas un mtod n’a pas d’ipmrotncae, la suele coshe ipmrotnate est qeu la pmeirère et la drenéire soit á la bnnoe pclae. Le rsete peut êrte das un dsérorde ttoal et vuos puoevz tujoruos Irei snas porlblème. C’est prace que le creaveu hmauin ne lit pas chuaqe ltetre elle-mmêe, mias le mot cmome un tuot.

 

Isabel Hernaez

Un comentario en “Letras desordenadas que se leen

  1. Avatar francisco aranda garcia dice:

    Esto es debido a los movimientos sacádicos de los ojos!!!
    Me llamo Francisco Jesús Aranda García soy fisioterapeuta.Puedes visitar mi blog e intercambiar información y artículos si te apetece…COMPARTIR MOLA
    http://frandaneuro2017.blogspot.com.es/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.