¿Qué me puedo regalar yo?

¿Qué me puedo regalar estas navidades?

En estas fechas nos dejamos los cuernos en pensar regalos originales, en sorprender a los amigos y familiares, pero hay algo que no hacemos, o por lo menos no con tanta frecuencia. Pensar en qué nos podemos regalar nosotros mismos. Un detalle personal no tiene porque ser caro. Podemos buscar las cosas que nos hagan felices y que nos reporten emociones y cosas positivas.

Os dejo aquí una lista de cosas que os podéis regalar o que podéis regalar para estas fiestas. Pequeños gestos que nos hacen cuidar de nosotros mismos:

1) Un día libre. Un día con sus 24 horas para gastarlas como queráis. Pasaros más tiempo en la cama, salir a tomar unos pinchos con vuestros amigos. Leer aquello que lleváis posponiendo hace meses. También podéis daros una panzada de vuestras series favoritas o pegaros el día cocinando para llenar el congelador. DATE UN DÍA PARA TI.
2) Un momento de reflexión. A veces estamos tan inmersos en el día a día, en cumplir unos horarios, en salir al galope entre niños y clases, que ni siquiera nos paramos a pensar en lo que queremos nosotros. ¿QUÉ QUIERES TÚ? Regálate ese momento de pararte y pensar de manera un poco más egoísta.
3) Mimos. Date mimos. Vete a darte un masaje. Vete a comer a ese restaurante del que no puedes quitar la vista cada vez que pasas al lado. Ve a la tienda más cercana y cómprate ese helado de galleta que tanto te apetece. Busca un rato para irte al cine o a ver el Belén. MÍMATE Y MIMA A QUIEN TÚ QUIERAS.
4) Pasión. Vuelve a rememorar aquello que te gusta tanto. Vete a bailar con tu pareja y no pares de hacerlo hasta que os duelan los pies. Cómprate esa cuerda que le falta a tu guitarra y pásate la tarde tocándo cómo hacías hace años. ACÉRCATE A TI MISMO Y NO DEJES QUE NADA TE ALEJE.
5) Amor. Muestra lo que quieres a esas personas y pide ese abrazo que necesitas. Queda con personas que hacía días que no veías y que son importantes para ti. Vuélcate con tu familia estas fiestas y eelebra que estáis tan unidos como siempre. Y si no es así, BUSCA LA MANERA DE SENTIRTE AGRADECIDO CON LO QUE TIENES Y EL CÓMO CORRESPONDER A ELLO.

Hay muchos más regalos que puedes darte. Busca dentro de ti y piensa en aquello que sería lo que más ilusión pudiera hacerte. No tengas ningún reparo en dártelo y en empezar a construir tu propio camino de felicidad, porque en estos tiempos que corren, quién sí que debe mirar por ti eres tú mismo.

 

Avatar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.