¿Procrastinador/a yo?

Esta pregunta que a primera vista pudiera parecer que se trata de un insulto dirigido a algún/a seguidor/a de nuestro blog, contiene un trasfondo mucho más importante y preocupante que afecta a muchas personas que no pueden entender o explicar por qué actúan así.

La acción de procrastinar hace referencia a diferir, aplazar, posponer o postergar injustificadamente una acción o situación que debería realizarse y que se permuta por otras más agradables o intrascendentes, secundarias, suponiendo una inmovilización de vital importancia en muchos casos para el desarrollo personal o profesional que causa estrés, angustia, culpa… afectando a la salud mental de la persona.

¿Por qué lo haces, por qué lo hacemos?

Lo cierto es que esa amplia mayoría de personas afectadas ofrecen perfiles psicológicos muy diferentes entre sí, aunque se aprecia cierta coincidencia en aspectos como:

  • necesidad de obtener beneficios a muy corto plazo,
  • impulsividad,
  • desmotivación,
  • falta de previsión,
  • vulnerabilidad,
  • autoengaño,
  • perfeccionismo,
  • baja autoestima,
  • personalidad evitativa,
  • excesiva confianza en sí mismo,
  • sentimientos de culpa etc.

Habría que distinguir entre posponer, postergar una tarea concreta que al final aunque tarde o en el último momento se cumple de la procrastinación como tal que conlleva la no realización o abandono continuado de ejecución de una acción o situación importante para el desarrollo personal o profesional y que causa estrés y angustia debido al incumplimiento, a la falta de compromiso, a oportunidades perdidas, o a no alcanzar las metas propuestas.

procrastinar

¿Tienes que preparar un examen, hacer la declaración de la renta, presentar la tesis, entregar un trabajo, enviar un C.V., pintar la casa y no encuentras el momento de hacerlo encontrándote por el camino otras cosas que te gustan más? ¿Lo haces en el último momento o quizás lo pospones indefinidamente afectando gravemente decisiones importantes para tu futuro?

¿Estamos hablando de depresión, desmotivación, de un trastorno de conducta, quizás de abulia o pereza, mala gestión del tiempo?

¿Tiene que ver con las competencia y capacidades personales, con sentirnos o no capaces de hacer tal o cual tarea? ¿Se trata según refieren algunos estudios psicológicos de que es el perfeccionismo el que impide llevar a cabo esa tarea concreta (si no soy capaz de hacerla perfecta no la hago), o quizás procrastino en algunos ámbitos sí y en otros no?

Existen varios estudios al respecto sobre la causa y las consecuencias de procrastinar y no terminan de ponerse de acuerdo en la relación causa-efecto, aunque al parecer la motivación juega un papel importante.

En próximas entradas facilitaremos algunas pautas para luchar contra la procrastinación.

Celia Sanchez

Un comentario en “¿Procrastinador/a yo?

  1. HOla !.Licenciada CELIA,soy un iniciador en su blog acabo de entrar y me interesa el tema de la
    PROCRASTINACION,y voy a estar en espera de su continuidad si es que todavía tiene más material sobre este tema; en ansía de leer más sobre el tema le agradezco infinitamente su generosidad al compartir sus valiosos conocimientos en este medio y sacrificar así este tiempo para el bien de nosotros que estamos tan distantes,pero muy cercanos por este medio Felicidades y un abrazo a la distancia para usted muy respetuosamente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.