¿Te gusta ser un bebé adulto? Infantilismo parafílico.

¿Has probado a ponerte pañales para relajarte?

¿Te gusta en tus ratos libres jugar y que te traten como a un bebé?

Si has contestado que sí a alguna de las dos preguntas anteriores, podrías considerarte dentro de los denominados ABDL. Siglas en inglés que significan adult baby/diaper lover, es decir, Bebé adulto/ amante de los pañales. Y dentro de los términos de la psicología, tu hobby o hábito encajaría dentro de lo denominado infantilismo parafílico o autonepiofilia.

Aunque es un “fetiche” normalmente oculto a los demás, que suele llevarse a cabo en la privacidad del hogar, cada vez va siendo menos desconocido en sociedad. Incluso van creando comunidades ABDL a través de redes como facebook o  quedadas en foros de internet.

Hay páginas web de citas para encontrar pareja con la que compartir el gusto por ser bebé, como la llamada ABDL match. Hay tiendas en internet que comercializan ropa y pañales ABDL. En Holanda, país de tendencias, tienen su propio desfile con ropa de bebé adulto.  Y hasta se pueden encontrar guarderías a domicilio que cuidan a bebés adultos.

No es fácil dar una cifra de cuantos adeptos cuenta este “hobby” o parafilia, pero se calcula que en España hay mínimo unas 50.000 personas a las que les gusta ser bebés adultos.

bebe adulto

¿Cómo es un bebé adulto?

  • Son personas con una vida considerada normal: trabajo, pareja, estudios, etc. Pero que en su tiempo libre e intimidad, buscan sentirse, comportarse como bebés (lo que incluye ropa, comida y juguetes de bebés). Es su manera de relajarse, de desconectar del mundo adulto, de las preocupaciones, estando en un entorno seguro, con cariño y sin responsabilidades.
  • Principalmente suelen ser hombres heterosexuales, aunque también hay mujeres o transexuales.
  • Dentro del mundo ABDL podemos distinguir a:

los que sienten fetichismo por los pañales, también llamados diaper lovers, amantes del pañal. El pañal les produce placer, seguridad y calma. Puede ser introducido o no dentro del juego sexual.

Federico, padre de un niño de cuatro años, disfruta usando pañales. Dice que es algo que le hace bien y no lastima a nadie. Es su momento personal. No los necesita pero le gusta usarlos. Aunque sólo los lleva si va solo, no en la vida social o en el trabajo. Para ver la entrevista completa pincha el siguiente enlace.

los que les gusta comportarse como bebés, llamados adult babys, bebés adultos. En su especie de  “juego de rol” consensuado, participan una o dos personas, pudiendo tener o no connotación sexual. Uno de ellos es el papá o la mamá y otro el bebé. Al bebé le cambián de pañal, de ropa, le ponen crema, le dan de comer, etc. También pueden juntarse varios bebés y tener una niñera.

los que lo llevan casi a un “estilo de vida” o doble vida, en la que son adultos en el exterior y bebés al estar en casa. Al prolongarlo en el tiempo, llegan a crearse su propio cuarto de bebé, con una cuna gigante, armario para ropa de bebé, pañales, juguetes. Si tienen pareja ésta suele ser su papi o mami que los cuida. Algunos se equiparan al colectivo LGTB de gays y lesbianas.

Sissy, obrero y con novia, al que le gusta vestirse de niña pequeña entrevistado en el programa Conexión Samanta cuenta que le gustaría estar así si siempre  (vestido de niña) y salir así a la calle pero todavía no se puede.  Resto de la entrevista en el siguiente enlace.

  • Recalcar que NO SON PEDÓFILOS, ya que no quieren estar con niños, sino que quieren ser niños o vivir la fantasía de serlo.

¿Hay un problema psicológico tras ser un bebé adulto?

A fecha de hoy, la autonepiofilia o infantilismo parafilico se considera una parafilia caracterizada por el deseo de llevar pañales y otra ropa de bebés, beber de biberón y en general ser tratado como un niño pequeño.

Según la definición del COP (Consejo de la psicología general en España), una parafilia es un trastorno sexual que se caracteriza por una activación sexual ante objetos o situaciones que no forman parte de las pautas habituales de los demás y que puede interferir con la capacidad de una actividad sexual recíproca y afectiva.

Otras parafilias más conocidas son el fetichismo u atracción por los zapatos o zapatos de tacón alto, sadismo, voyeurismo, zoofilia (con animales)…

Por lo que sentir placer al llevar puesto un pañal o jugar al rol de ser mimado como un bebé dentro del terreno sexual si encaja en términos de parafilia. Y mientras no hagas daño a los demás, ni a ti mismo y haya respeto mutuo no es un problema. Pero en el mundo ABDL, en particular para los que ser bebé llega a formar parte de su día a día, se traspasa la definición anterior dada.

Puede que algunos lo justifiquen y vean como una afición, un hobby, un juego, igual que hay grupos que se disfrazan de personajes manga o juegan a estrategias militares con armas.

Pero para otros, la necesidad de ponerse un pañal, o un pijama de bebé para sentirse protegido y relajado puede ser adictivo, e incluso díficil de controlar. Lo que explica que se pueda llegar a vivir años con una doble vida de adulto y bebé o se trate como una opción de vida.

Lo que se esconde tras esta doble vida en infantilismo. Es una manera en la que se consigue superar los problemas o preocupaciones y que cubre los verdaderos problemas que si pueden tratarse en consulta con el psicólogo.

Algunos ADBL han reconocido que no tuvieron una buena infancia. Y vivir como un bebé o niño pequeño en la actualidad, es un intento de recuperar o reconstruir esos momentos felices que no se tuvieron. Pero cada uno por supuesto, tiene sus motivos, los conozca o no.

Maria Antonia Colom, una de las pocas psicólogas en España especializadas en asuntos ABDL, establece que el infantilismo patológico puede empiezar en la adolescencia, sobre los 13 o 14 años en personas que han tenido problemas con su familia y que suelen ser intolerantes a la frustración. En esta etapa de su vida quisieran ser todavía niños ya que las responsabilidades adultas les vienen grandes.

Los familiares de ABDL no tienen porqué saber su gusto por ser bebés adultos, ya que se suele ocultar. La mayor parte de los pacientes que ha tratado la psicóloga, proceden de un entorno familiar de sobreprotección o dentro de un entorno donde ha habido problemas.

Lo cierto es que no se suele tener problema en compatibilizar ser niños con adultos y no hacen daño a nadie. Pero si que esconde la patología de infantilismo, inmadurez.  Y si no se tratan sus trastornos de personalidad donde tienen sus dificultades de inseguridad, falta de control de impulsos, de timidez si puede llegar a ser un problema serio para afrontar otros aspectos de su vida o relaciones. La entrevista completa en el siguiente enlace.

Así que por supuesto no hay nada de malo en estas personas, ni ellas han de sentirse mal consigo mismas, pero si es interesante averiguar si esa afición de ser bebé adulto esconde otros problemas reales que si pueden tratarse.

Si te interesa profundizar aún más en el mundo ABDL o te pica la curiosidad, te recomiendo el interesante documental ADICTA A SER BEBÉ, MI EXTRAÑA CONDUCTA.

Otros enlaces de interés:

http://abdlmatch.com/

http://www.abdlfactory.com/

https://abdlbarcelonablog.wordpress.com/experiencias/

http://salud.ccm.net/faq/26908-conducta-abdl

http://www.huffingtonpost.es/2012/12/13/adultos-que-quieren-ser-tratados-como-bebes_n_2291137.html

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Isabel Hernaez

Isabel Hernaez

¡Hola! Me llamo Isabel Hernáez y soy una de las principales autoras de los artículos de Código Mente, así como la administradora de la página. Tras haber acabado mis estudios de Administración de Empresas, me introduzco en el apasionante mundo de la mente humana, estudiando Psicología a través de la Uned. Actualmente curso máster de Recursos humanos.
Isabel Hernaez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *