EMPATÍA con todas sus letras

¿Conoces el significado REAL de EMPATÍA?

¿Sabrías definir la empatía?

¿Sabes empatizar?

En términos generales, solemos describir la empatía como “ponerse en el lugar del otro”. Esta definición se queda corta para lo que realmente significa la palabra. Nos conformamos con esta escueta descripción y no ahondamos en la verdadera significación del término en su conjunto, ya que la “empatía “es una cualidad que se “exige” en variadas profesiones sin tener en cuenta que, para vivir en un mundo mejor, todos deberíamos ponerla en práctica.

¿Qué es la empatía?

Echando un vistazo al buscador, nos encontramos con que Google, define la empatía como:

Participación afectiva de una persona en una realidad ajena a ella, generalmente en los sentimientos de otra persona.”

Y El Diccionario de la Lengua Española (DLE) de la RAE la describe como:

  1. f. Sentimiento de identificación con algo o alguien.
  2. f. Capacidad de identificarse con alguien y compartir sus sentimientos.”

 

La palabra Empatía proviene del griego empatheia, que significa “pasión”, con el sufijo de cualidad “eia” del adjetivo “empathes”, quiere decir “afectado” y “emocionado” con el prefijo griego “en”, indica que es “en el interior”.

Está relacionada con el altruismo e implica entender los sentimientos ajenos, dentro de su contexto, buscando una explicación a su situación, para poder entender lo que le ocurre.Es ponerse en la piel de la otra persona, al 100%, de una manera completa, teniendo en cuenta todos los factores que intervienen en su vida: los cognitivos (creencias personales), los emocionales (sentimientos) y los físicos (dolores), teniendo en cuenta su pasado, su presente, su situación laboral, familiar, social, económica, cultural y educativa. Es ponerle un escenario a la situación, para poder así ver lo que el otro ve, pero con nuestros ojos.

La empatía es una cualidad que se le exige a los psicólogos, entre otros, para poder conectar con sus pacientes y favorecer la alianza terapéutica que normalmente influye de manera importante en el éxito o fracaso de la terapia.

Pero, ¿acaso no importa por igual, la presencia de empatía en todos?

Poner un contexto a los sentimientos ajenos, nos enriquece como amigos, como amantes, como profesionales y como humanos.

¿Cuándo aprendemos a empatizar?

Una parte importante del aprendizaje se produce en nuestra infancia, cuando nuestros padres satisfacen nuestras necesidades como niños, respondiendo a nuestros lloros, buscando una solución, intentando adivinar lo que sentimos o lo que buscamos con nuestras quejas. Cuando nos consuelan por creernos o vernos tristes también están interpretando nuestros sentimientos. En todas esas situaciones, nuestros padres, buscaron la estrategia más óptima para satisfacer una necesidad. Éste debería haber sido nuestro primer contacto con la empatía.

¿Cuándo es útil la empatía?

¡SIEMPRE!  Pero tampoco hay que dejar de lado nuestros propios sentimientos.

La empatía nos ayuda a comprender la situación de las personas que viven en países en guerra, que sufren trágicas epidemias.

También cuando nos toca de cerca, cuando un amigo nos cuenta de su próximo divorcio, o de su reciente enfermedad. La deberíamos poner en práctica incluso con noticias felices, como un embarazo, un nacimiento, una boda, un ascenso, etc.

Deberíamos ser empáticos hasta con las personas que no lo son con nosotros.

Tampoco sería sano vivir siempre en los zapatos de los demás, ya que puede acarrearnos demasiado sufrimiento. Es importante saber delimitar el lugar que ocupan los sentimientos ajenos y no perder de vista la importancia de los propios sentimientos.

¿Empatía es sinónimo de simpatía?

  1. La simpatía podría definirse como un sentimiento de afecto hacia una persona, una conexión agradable y positiva que establecemos, ya sea por sentirnos identificados con ella o porque nos gusta su manera de ser y actuar. Se puede sentir simpatía y empatía a la vez, pero no son sinónimos. Con el siguiente vídeo lo podréis entender mejor, merece la pena verlo.

¿Cómo podemos ser más empáticos?

  • Observando las expresiones faciales con más detalle a la hora de interactuar con las personas, poniendo toda nuestra atención a lo que vemos y oímos
  • Tratando a nuestros amigos, compañeros o clientes de una manera cálida y cortés, sin importar si el otro hace lo mismo
  • Buscando sentirnos identificados con otros, con su situación o sus opiniones
  • Evitando reírnos de las desgracias ajenas
  • Evitando mostrar signos de aburrimiento ante lo que nos cuentan
  • Consolando de manera adecuada a los demás
  • Comprendiendo que no siempre buscan una opinión, si no que los demás nos cuentan cosas para sentirse comprendidos
  • Sabiendo tolerar las discrepancias de opiniones que puedan existir
  • Evitando sacar conclusiones precipitadas y dar por hecho cosas, buscando toda la información necesaria antes de dar nuestra opinión
  • Dando nuestra opinión de una manera constructiva, sincera y respetuosa, buscando aportar algo positivo a la situación

¿Cuándo no lo estamos siendo?

  • Cuando creemos que somos las únicas personas que tenemos problemas o un mal día
  • Cuando no escuchamos a los demás y no mostramos interés por sus sentimientos y opiniones
  • Cuando juzgamos antes de tiempo, sin escuchar o interpretar toda la información
  • Cuando no despierta en nosotros la voluntad de hacer algo desinteresado por otra persona, sin esperar algo a cambio

Una película que me viene a la mente, que plasma de manera muy acertada el tema de la empatía es “Cadena de Favores” (2000), basada en la novela de Catherine Ryan Hyde. Es un drama romántico enternecedor. Os animo a verla si no lo habéis ya, o a volver a verla.

El siguiente vídeo es una especie de “videoclip” musical, en el que los favores se van encadenando, de una persona a otra, como si las buenas acciones llamaran a otras buenas acciones para conseguir un mundo mejor. ¡El final es muy bonito!

La empatía puede trabajarse y mejorarse, es vital para mantener relaciones interpersonales satisfactorias. Favorece la comunicación y ayuda a construir relaciones de calidad. No es sólo una palabra, debería convertirse también en requisito indispensable para todos.

¡Si conocéis más videos o películas relacionadas con la empatía, no dudéis en comentar este post!

-Mira con los ojos de otro, escucha con los oídos de otro y siente con el corazón de otro”. -Alfred Adler.

 

¿Te ha gustado este artículo? Si es así, ¡comparte por favor! 😉

 

Silvina Filippini

Silvina Filippini

¡Hola! Soy Silvina Filippini, una Argentina afincada en España desde 2002. Soy Licenciada en Psicología y tengo un Máster en Intervención Multidisciplinaren Trastornos Alimentarios, Trastornos de la Personalidad y Trastornos Emocionales.
También tengo un Diploma en Intervención en Estrés y Ansiedad y soy voluntaria en Psicólogos Sin Fronteras.

Me apasiona el conocimiento de la mentey el análisis del comportamiento humano. Actualmente, estoy en busca de mi primera oportunidad laboral y estoy encantada de colaborar en este blog.

Si quieres saber más sobre mí, puedes visitar mi perfil de Linkedin o escribirme a silvinafilippini@gmail.com.
Silvina Filippini

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *